HOMENAJE AL DR. HUGO VILLAR
En el XXVII Congreso del CUDASS -
Octubre 4 de 2006

Dr. Antonio Turnes

Señora Ministra de Salud; Señor Presidente del CUDASS; Señor Presidente del XXVII Congreso del CUDASS, familiares del Dr. Hugo Villar, señoras, señores:

Agradezco al Colegio Uruguayo de Administradores de Servicios de Salud, y especialmente al Sr. Presidente del Congreso, el Dr. Álvaro Vero la invitación para realizar la presentación de este homenaje, que entiendo es un justo y merecido reconocimiento.

Señores familiares del Dr. Hugo Villar, es para mí un honor muy alto el que me han hecho los colegas, amigos del CUDASS, de ofrecer una pequeña participación en este homenaje tan justo que se le hace al Dr. Hugo Villar, a nuestro querido Hugo Villar, de quien todos guardamos algún recuerdo entrañable, como decía el Dr. Vero recién. Todos lo recordamos al Dr. Villar con su imagen adusta, vestido impecablemente de blanco, recorriendo los pisos del hospital todo el día, toda la tarde y toda la noche, viviendo en el hospital; teniendo a sus hijos en el hospital, su esposa en el hospital, y siendo un ejemplo para todos.

Voy a reseñar solamente algunas cosas de su extenso currículum.
Fue docente de la Facultad de Medicina ininterrumpidamente, desde el año 1947 en el cual ingresó como ayudante de Histología y Embriología, cuando era estudiante de tercer año, hasta abril de 1991 que renuncia.
Fue miembro de la Directiva y secretario general de la Asociación de los Estudiantes de Medicina, delegado de los estudiantes a la Comisión Directiva del Hospital de Clínicas durante dos períodos, delegado de la Facultad de Medicina a la Primera Conferencia Mundial de Enseñanza Médica en representación de los estudiantes que tuvo lugar en la ciudad de Londres, Inglaterra, en 1953, organizada por la Asociación Médica Mundial.

Especialista en Salud Pública y Administración de Servicios de Salud, Director del Hospital de Clínicas durante 20 años de 1960 hasta el 74, cuando fue cesado por la intervención de la Universidad, y desde 1985 en que fue recibido por una gran manifestación en el Aeropuerto de Carrasco hasta el centro de Montevideo, hasta 1991.

Fue representante del Sindicato Médico del Uruguay en varios eventos internacionales, presidente de la Asamblea del Claustro de la Facultad de Medicina, miembro fundador de la Asociación de Docentes de Medicina, Presidente y Relator de la Sexta Convención Médica Nacional del año 1972, relator de la Convención Médica del año 1984.

Fue presidente de la Asociación Uruguaya de Administradores de Hospitales (la AUAH) desde su fundación hasta el golpe de estado de 1973, en que dejó de funcionar, la cual entiendo yo ha sido el germen iniciador de lo que actualmente es el CUDASS. Y debo recordar a este respecto la Jornada que organizó esta Asociación en el Balneario Solís en 1963 sobre " Planeamiento y Construcción de Hospitales", que fue una jornada de integración también de médicos, administradores, arquitectos, contadores, profesionales, y enfermeras; en la que todos aportaron en una actividad muy rica, que nos dejó un libro de testimonio de esa fantástica jornada.

Fue jefe del departamento de Administración de la Salud en Cuba entre los años 1975 y 1978, cargo al que renunció para radicarse en España.

Dictó cursos sobre la especialidad en España desde el 1978 a 1986, prácticamente en todas las provincias de ese país, contratado por organizaciones nacionales.

Fue consultor de corto plazo de la Organización Panamericana de la Salud desde el año 1975, habiendo cumplido consultorías en Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, EEUU, Guatemala, Nicaragua y Bolivia desde 1995 en adelante.

Desde abril del 95 fue profesor de la Universidad de Río Grande do Sul, en Brasil, y ha sido Profesor Emérito de la Facultad de Medicina designado desde hace ya muchos años.

Como nos enseñó la Ministra Dra. María Julia Muñoz, cuando era nuestra docente en la Cátedra de Medicina Preventiva y Social, cuando cursábamos el postgrado, Hugo Villar junto a Roberto Capote Mir fueron los que hicieron una nueva definición de Salud, agiornando aquella vieja y conocida de la Organización Mundial de la Salud del año 1946. Esto lo hicieron por los años ´80, y es una referencia internacional a este respecto.

Escribió capítulos con otros colaboradores de su equipo del "Tratado de Administración de Salud" que encabezó Abraham Sonis, que es para nosotros un libro de cabecera muy querido, y es respetado en toda América Latina.

Es autor de un libro señero junto con los doctores Julio C. Ripa y Aron Nowinski sobre "Especificaciones y Descripciones de Cargos" del Hospital de Clínicas, que también tuvo el honor de ser el primero en su género en América Latina.

Fue el fundador, el impulsor con su equipo, del primer Centro de Tratamiento Intensivo que hubo en el Uruguay, en 1971, por el que luchó muchos años para integrar eso junto con hombres como Constancio Castells, que presidió la Comisión Directiva del Hospital y acompañó en el impulso, y luego con Jorge Dighiero que fue el que realmente pudo ver concretado ese sueño.

Durante su mandato se realizó el primer transplante renal en el Uruguay, en su Hospital, que fue una cosa formidable en el año 1969 no sólo desde el punto de vista científico médico, como avance, sino también desde el punto de vista ético, enseñando como se maneja la información para trascender a la población en un hecho tan impactante.

Planificó el primer Centro Nacional de Quemados; y recuerdo reuniones organizadas por él y sus colaboradores en el piso dos del Hospital, en el anfiteatro del Instituto de Neurología, presentando los planos y proyectos de lo que iba a ser una realidad muchos años más adelante, treinta años más tarde.

Formó un equipo de dirección sólido y de mucho valor integrándolo con el Dr. Julio César Ripa Barbieri y el Dr. Aron Nowinski, que fueron sus compañeros inseparables.

Tuvo maestros extranjeros que cuando no había nadie formado en el Uruguay para hacer Administración de Salud vinieron al Uruguay a darnos enseñanzas, que fueron los Dres. Henriques de Brasil y Guillermo Almenara de Perú, grandes maestros a los que guardó siempre respeto y cariño.

Como dije, vivió en el Hospital que dirigía, junto a su familia. Esto sería un capítulo aparte. A Alvarito [el Dr. Álvaro Villar Ballestero, hoy destacado neurocirujano, que recién nos ilustró con una magnífica presentación] yo lo conocí cuando estaba en la barriga de su mamá y luego subiendo de la mano del papá el ascensor, todos los días con esa disciplina que tenía. Y así crió su familia, sus cuatro hijos, y su esposa que lo acompañaba como docente en la Escuela Universitaria de Enfermería, que así se llamaba en ese entonces.

Organizó el Departamento de Enfermería del Hospital, de una manera brillante a cargo de la Nurse, Dora Ibarborou, tan recordada, ya fallecida.

Podríamos decir muchas cosas de Hugo Villar.
Del maestro de la Cirugía, Pedro Larghero se dice que tuvo "cirugía y pasión".
Del maestro de la Clínica Médica, Pablo Purriel se dice que tuvo como lema "geometría y pasión".
De Hugo Villar, se puede decir que tuvo su vida dedicada a la salud, a los hospitales y también con mucha pasión.

Tuvo un concepto principal de lo que era la dedicación total, él fue director del Hospital con régimen de dedicación total, consagrado en cuerpo y alma al hospital y a la Universidad en todos sus aspectos. Desde ir a defender el presupuesto a las Cámaras, hasta pelearlo en el Consejo Directivo Central de la Universidad, por lo que creía era justicia, ya fuera en la resolución de un sumario, de aquellos que eran larguísimos por aquellos años, hasta debatir los problemas presupuestales.
Hizo del Hospital su razón de ser, su pasión y su vocación de vida, haciendo y enseñando. Ese es su principal legado, lo que nos deja como ejemplo; y hasta hoy se preocupa por estar informado, por producir, por escribir, por contribuir, por estimular a que otros hagan proyectos por los que el soñó y que hoy va viendo convertirse en realidad.

¡¡Gracias, Hugo Villar, por tu ejemplo y por todas tus enseñanzas!! Muchas gracias.

 


HOMENAJE AL DR. HUGO VILLAR
XXVII CONGRESO DEL COLEGIO URUGUAYO DE ADMINISTRADORES DE SERVICIOS DE SALUD
4 DE OCTUBRE DE 2006
Dr. Antonio L. Turnes

_______________________________________________________________